lunes, 5 de mayo de 2008

el secuestro de la mirada


En otra de las lecciones de cine a las que he podido acudir este mes de abril, me explicaron la evolución de las miradas en el cine y de los espectadores.

El espectáculo de las miradas puede ser de lo más variado:

- espectáculo carnavalesco: aquí el juego de miradas entre exhibidor y espectador es para ambos igual. Aquí todo el mundo se exhibe y no hay miradas privilegiadas. El goce de miradas es libre.

- espectáculo circense: (un partido de fútbol, un circo, una ejecución…) aquí ya comienza el privilegio de miradas según la posición del que se exhibe.

- escenario a “la italiana”: es el más tradicional, como estamos acostumbrados cuando acudimos a un concierto o a una obra de teatro… Aquí la puesta en escena dependerá totalmente de dónde esté colocado el espectador (no es lo mismo escuchar un monólogo en primera fila que en el gallinero).

- y llegamos al escenario cinematográfico: que es exactamente como el anterior, con la diferencia de que la pantalla se ve igual para todos. Aquí la mirada del espectador ya no depende de sí mismo, está supeditado a como quiere el director, del modo que él quiere y en el tiempo que él quiere.

La gracia de un buen director es saber “secuestrar nuestra mirada” sin que nos movamos de nuestro asiento. Lo único que se mueven son las escenas por la pantalla, de manera que a medida que van sucediendo cosas, podamos quitarnos la idea de realidad de la que partimos en el momento de sentarnos en una butaca y no dominemos las siguientes, llegando a depender totalmente de lo que suceda a continuación.
Si el director sabe mantener ese hilo entre el espectador y la pantalla, habrá conseguido la esencia del cinematográfico.

3 comentarios:

belula dijo...

Ayssss....las miradas....esas que enamoran!!!...vaya lección de miradas que nos has dado...jejejeje!

tashuhka dijo...

:O

veo que te vas animando a escribir... (para cuándo la próxima lección de cine??)

elmasmalo dijo...

Uf, la verdad es que teniendo en cuenta lo superficiales que son los blogs por lo general, tus lecciones de cine son cuando menos curiosas.