miércoles, 8 de septiembre de 2010

de hilos




tengo la impresión de estar haciendo las cosas mal.

no me gusta mostrar mis sentimientos, me encierro en mi misma y paso del mundo más allá de mi burbuja, pero a veces la fragilidad de una se resquebraja y empiezan a surgir todas las debilidades que se ocultan tras la-mi fachada. y lo que peor llevo es tener la sensación de estar dando mal a las personas que me rodean y quiero.

¿cómo lograr un equilibrio?

últimamente no paro de dar vueltas como si todo lo de mi alrededor pendiera de un hilo torcido que gira sobre sí mismo, a punto de caer.

como mosquito en la luz ando girando a ciegas, quiero vacaciones mentales!


2 comentarios:

Guillermo dijo...

La clave es quién eliges que esté dentro de tu burbuja, si relamente elijes a las personas adecuadas, dá igual lo que se resquebraje tu fragilidad, o no???.Es solo una opinión..., o al menos por lo que yo me guío.

LeiVa dijo...

Vas a tener que coger unas vacaciones de ti misma, enfundar tus venas en nueva sangre o transportarte y vivir en un mundo de plastilina (donde a priori los golpes no duelen)... no obstante, nos sostenemos en las ramas de la raíz que somos, tal vez cambiar de rama sea perder la raíz.