jueves, 29 de octubre de 2009

innato


las personas arrítimas tenemos un serio problema para coordinar el movimiento de pies y manos al compás. y sino, que me lo digan a mí en mis maravillosas clases de flamenco.


mi profesora dice que aunque se tenga el baile en la sangre y a uno le salga innato ese arte flamenquito, no puedes quedarte ahí y la técnica está para ayudarte y para mejorar. para engrandecer tus “artes innatas” y para que no se quede en poquito esa virtud que se lleva dentro.


bien, no es mi caso. ni innato ni ostras en vinagre. es más, cada vez que me tengo que poner zapatitos de tacón y puntera, en lugar de concentrar mi atención en una tarea ardua de coordinación de extremidades, tan sólo puedo centrarme en no caer al suelo (quién inventaría los malditos tacones) y tratar de no ser la más retrona del aula.


desde luego si tengo algo innato, es ir a contratiempo con el ritmo (en verdad, es más complicado ir en contra no?).

otro ejemplo de los problemas del sentido del ritmo, se acentúan en esas poderosas clases de rítmica que damos en enarmonia. me aturde el sólo pensar cada vez que voy a cantar, que tras ello, llega el nerviosismo de no llevar el compás…


a ver si entre tanta música y coordinación rítmica en la que estoy de lleno inmersa, se me queda algo y al finalizar el curso, consigo zapatear al son de dos corcheas y mover los brazos al compás de una negra!


1 comentario:

.little girl bluee dijo...

jaja
menos mal que no me quedoo:)